Tratamiento de la adenopatía

Compártelo!

El tratamiento de las adenopatías tiende a centrarse en el tratamiento de los factores causales subyacentes. Una vez curado esto, cuando es posible, se puede ayudar a los nodos linfáticos a volver a su tamaño normal. A veces, el problema se resuelve por sí solo cuando se tratan ciertos virus, como el virus de Epstein-Barr o la varicela. Cuando no hay una causa clara inmediatamente identificable por el estado, los médicos pasan a tomar una biopsia de un ganglio afectado. Esto puede ser útil para diagnosticar enfermedades como el linfoma, que pueden provocar una inflamación de los nodos linfáticos.

La gran variedad de causas de la adenopatía hace que el tratamiento no pueda ser siempre el mismo. Cualquier evidencia de infección bacteriana probablemente daría lugar a un tratamiento con antibióticos. Los trastornos autoinmunes pueden ser tratados con medicamentos específicos que pueden ayudar a reducir la respuesta inflamatoria. Las formas de cáncer que podrían dar lugar a la linfadenopatía se tratan con los medios más agresivos posibles para intentar curar al paciente, que pueden constar de quimioterapia, radioterapia, terapia dirigida o cirugía.

¿No encuentras lo que buscas? Búscalo aquí